Las fobias pueden ser de diferente naturaleza y tienen una gran prevalencia. En la entrada de hoy vamos a hablar sobre qué son, cuáles son sus síntomas, cuál es su prevalencia y cuáles son los tipos de fobias más comunes.

¡Comenzamos!

los tipos de fobias mas comunes definicion sintomas.jpg

¿Qué es una fobia? ¿Cuáles son sus síntomas?

Las fobias están catalogadas como trastorno en la guía de consulta de los criterios diagnósticos del DSM-5 (libro escrito por la Asociación Americana de Psiquiatría en el año 2013). 

Si consultamos el libro podemos ver que están metidos dentro de la categoría: trastornos de ansiedad. Por ello, podríamos decir que es la ansiedad que se crea ante una situación o un objeto determinado. Por ejemplo, una persona con miedo a las arañas o aracnofobia sentiría una ansiedad y/o un miedo intenso cuando ve o sabe que se va a tener que enfrentar a este animal. 

En consecuencia, las personas que las padecen evitan determinadas situaciones con el objetivo de no tener que exponerse a estos objetos, situaciones o estímulos que les provocan miedo. 

Para poder diagnosticar una fobia este miedo o ansiedad tiene que estar presente durante seis meses o más. 

¿Cuál es la diferencia entre una fobia y un miedo?

Ahora bien, es necesario saber cuándo se trata de fobia y cuando se trata de miedo normal. Para poder distinguirlos tenemos que tener en cuenta que en las fobias la ansiedad y el miedo es desproporcionado. Es decir, una persona sin fobia ante la misma situación podría sufrir una ansiedad acorde con la situación. En las fobias, por el contrario, esta ansiedad se dispara y en la mayoría de las ocasiones es incapacitante.

Otro aspecto a tener en cuenta es que en las fobias se produce un empeoramiento de alguna de las áreas del funcionamiento de la persona como, por ejemplo, deterioro laboral, académico, social, familiar, etc. En otras palabras, la fobia podría producir una afectación en el desempeño de la vida diaria de la persona. 

Pongamos un ejemplo para entenderlo mejor. Digamos que una persona tiene miedo a volar y que, por trabajo, tiene que realizar un vuelo a otro continente. El comportamiento de una persona que solo tiene miedo y el comportamiento de una persona que tiene fobia sería el siguiente:

fobias miedo a volar sintomas.png

  • Persona con miedo. Esta persona tendría miedo a la hora de coger el vuelo, podría presentar algún síntoma de ansiedad, pero acabaría montándose en el avión.
  • Persona con fobia. En este caso, la persona intentaría buscar métodos alternativos de viaje. Si no los encontrase y ante el pensamiento de tener que coger el avión, mostraría muchísima ansiedad que podría acabar en un ataque de pánico. Es más, sería capaz de no coger el avión, aunque eso supusiese tener que perder el empleo (afectación de alguna de las áreas de funcionamiento de la persona). 

¿Cuál es la prevalencia de las fobias?

Es un trastorno más común de lo que pensamos. En el DSM-5 se establece que la prevalencia de 12 meses en Estados Unidos para las fobias específicas es de entre el 7 y el 9%. En el caso de Europa la prevalencia es similar, del 6% aproximadamente. 

En España, según un estudio realizado en el año 2006, después del trastorno depresivo mayor, las fobias son los que más prevalencia tienen con un 4.52%

Por todo ello, podemos concluir que es un trastorno al que debería prestársele más atención puesto que es uno de los más frecuentes a nivel mundial.

¿Cuáles son las consecuencias de padecer una fobia?

Aunque, ya lo hemos comentado, es necesario volver a comentarlo para poder ver la importancia que tienen este tipo de trastornos. 

Una de las consecuencias más comunes es que las personas dejan de hacer cosas para intentar evitar los estímulos, objetos, etc. que les producen miedo. De esta manera se produce una afectación en la vida diaria de las personas provocando deterioro laboral, social, familiar, personal, etc. 

Asimismo, el DSM-5 (APA, 2013) establece que las personas con fobias a menudo presentan deterioro psicosocial y que esto a su vez produce un empeoramiento de la calidad de vida. 

También hay que tener en cuenta que dependiendo de la fobia la afectación puede ser mayor o menor. Por ejemplo, una persona con miedo a las arañas podría tener una baja afectación mientras que una persona con fobia a las agujas podría tener mayor afectación porque podría incluso llegar a rechazar asistencia médica. 

Lo mismo ocurre con las personas que tienen fobia a atragantarse ya que podrían dejar de comer o limitarse únicamente a los líquidos, suprimiendo los sólidos de su dieta y provocando un déficit nutricional. 

Tipos de fobias más comunes

Las fobias se categorizan en tres grandes grupos:

1. Fobia específica

Como bien indica su nombre, una fobia específica ocurre cuando se le tiene miedo a algo determinado, es decir, a un objeto o situación específica. Las más comunes son:

Fobia a animales 

En esta categoría podríamos encontrar las siguientes: aracnofobia (arañas), cinofobia (perros), murofobia o surifobia (ratas y ratones), entomofobia (insectos), ailurofobia (gatos), bufonofobia (sapos), equinofobia (caballos), escolequifobia (gusanos), lepidopterofobia (mariposas), ofidiofobia (serpientes), etc.

Fobia a entornos naturales

En este caso estaríamos hablando de miedo a situaciones que están relacionadas con la naturaleza como, por ejemplo, astrafobia (rayos), brontofobia (tormentas), acrofobia (alturas), hidrofobia (agua), tanofobia (sol), cremnofobia (precipicios), pluviofobia (lluvia), etc.

Fobia a sangre, inyecciones o heridas

La fobia a la sangre es denominada hematofobia, la fobia a las agujas belonefobia, la fobia a las inyecciones tripanofobia y a las heridas o lesiones traumatofobia.

Fobias situacionales

Estarían relacionadas con determinadas situaciones como, por ejemplo, tener que montar en una ascensor o avión (aerofobia), fobia a tener que estar en espacios cerrados o abiertos, etc. 

Otro tipo de fobias

Además de las anteriores, se pueden presentar otro tipo de fobias, por ejemplo: cibofobia (comida), ecofobia (hogar), katagelofobia (ridículo), politicofobia (política), triskaidekafobia (número 13), venustrafobia (mujeres), coulrofobia (payasos), fagofobia (atragantamiento), etc. 

2. Fobia social también conocido como trastorno de ansiedad social

En este caso las personas tienen un miedo intenso a una o más situaciones sociales. 

3. Agorafobia

Son personas con miedo a: usar el transporte público, estar en espacios abiertos, estar en espacaios cerrados, estar entre muchas personas o estar fuera de casa sin compañía. 

Tratamiento de fobias

La terapia cognitivo conductual ha demostrado ser una de las más eficaces en el tratamiento de estos trastornos. La técnica más utilizada es la exposición con prevención de respuesta. 

Asimismo, aunque son menos eficaces, en algunos casos graves, es necesario el tratamiento farmacológico con el objetivo de controlar los síntomas de la ansiedad. 

Conclusiones

Las fobias es la ansiedad y miedo desproporcionado ante un determinado objeto, situación, etc. que provoca deterioro en el día a día de las personas. Es un trastorno con bastante prevalencia y que puede tener consecuencias graves. El tratamiento más común es la EPR o Exposición con Prevención de Respuesta, aunque en algunos casos graves, también se utiliza la farmacoterapia. 

En el caso de que tengas alguna duda o quieras más información sobre las fobias, puedes dejarnos un comentario o escribirme a través del formulario de contacto que podrás encontrar en mi perfil como psicóloga. 

Os dejo una frase para la reflexión del historiador Tito Livio:

El miedo siempre está dispuesto a ver las cosas peor de lo que son.

Referencias bibliográficas y más información:

  • American Psychiatric Association (2013). Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (5ª ed.) (DSM-5). Washington, DC: American Psychiatric Association. Más información en la web de la APA.
  • Bonet, J. I. C. (2001). Tratamientos psicológicos eficaces para las fobias específicas. Psicothema, 13(3), 447-452. Recuperado de redalyc.org. 
  • Haro, J. M., Palacín, C., Vilagut, G., Martínez, M., Bernal, M., Luque, I., … Alonso, J. (2006). Prevalencia de los trastornos mentales y factores asociados: resultados del estudio ESEMeD-España. Medicina clínica, 126(12), 445–451. doi:10.1157/13086324 Recuperado de public-files.prbb.org