La bulimia, como otros trastornos de alimentación, tiene consecuencias muy negativas para la vida de las personas. En el artículo de hoy repasaremos lo que es la bulimia y explicaremos cuáles son las consecuencias de las purgas y los atracones. 

¿Qué es la bulimia nerviosa o BN?

En general, la bulimia nerviosa puede considerarse un trastorno alimentario en el que se producen atracones y vómitos u otro tipo de comportamientos compensatorios. 

¿Qué es un atracón?

La APA (Asociación Americana de Psiquiatría) define los episodios de atracones como momentos en los que se  come con una sensación de estar fuera de control. Esta sensación de pérdida de control puede presentarse como la incapacidad de dejar de comer, incluso cuando se desea, o como comer más de lo planeado.

Los criterios para el diagnóstico también especifican que para que ocurra un atracón, en un mismo periodo de tiempo, la persona debe comer más cantidad de comida que otras personas. 

En resumen, se podría decir que para que los atracones sean considerados atracones, por un lado, se debe experimentar una pérdida de control sobre lo que se come y, por otro lado, que se debe comer más que lo que otras personas comerían en un mismo periodo de tiempo. 

Vómitos, purgas u otros comportamientos compensatorios

Es importante tener en cuenta que en la bulimia no solo existen los vómitos como forma de purga. Es decir, aunque la mayoría de las personas vomitan, no todas las purgas involucran vómitos. Lo cierto es que el vómito es una de las maneras de eliminar lo que se ha ingerido. Sin embargo, existen muchas otras maneras como, por ejemplo: los laxantes, los diuréticos, los deportes forzados, las pastillas para adelgazar y el ayuno.

Prevalencia de la bulimia

La prevalencia es la cantidad de gente que tiene este trastorno alrededor del mundo presentado, en la mayoría de las ocasiones, en forma de porcentajes. En el caso de la bulimia, la APA (2013) considera que aproximadamente el 1.5% de las mujeres jóvenes lo padecen.  Asimismo, añaden que es más común en mujeres que en hombres. 

Si quieres saber más sobre este trastorno de alimentación, te recomendamos que leas nuestro artículo sobre: "Bulimia Nerviosa: Síntomas, Consecuencias y Tratamientos". 

bulimia nerviosa sintomas tratamiento.jpg

¿Cuáles son las consecuencias de la bulimia?

En este apartado vamos a comentar cuáles son las consecuencias más frecuentes e importantes de la bulimia. Estas consecuencias son tanto de los atracones como de las purgas.

  • Deshidratación. Con  los vómitos, los laxantes o los diuréticos se pueden llegar a eliminar una gran cantidad de líquidos y esto provocar una deshidratación. 
  • Desequilibrio de los electrolitos. Lo más usual es la hipopotasemia y también niveles bajos de cloruro y sodio. Hipopotasemia significa tener niveles bajos de potasio y es uno de las complicaciones más graves. Los bajos niveles de potasio, a su vez, pueden provocar insuficiencia renal, arritmias, pensamiento lento e irracional y, en casos más graves, la muerte.
  • Dolor abdominal. Provocado, la mayoría de las ocasiones, por los esfuerzos para provocarse el vómito. 
  • Estreñimiento crónico. Esto ocurre, sobre todo, cuando se usan laxantes.
  • Ojos rojos. Como consecuencia de provocarse el vómito y del esfuerzo que hay que hacer para vomitar. También pueden aparecer pequeñas marcas en la piel. 
  • Debilidad y/o mareos
  • Llagas o heridas en la boca por el ácido que se expulsa junto al vómito
  • Reflujo ácido, úlceras o la rotura del estómago y/o el esófago
  • Problemas de respiración por daños en el esófago causados al provocarse el vómito
  • Menstruación irregular
  • Alteraciones en las glándulas salivales como, por ejemplo, la hipertrofia
  • Dolor de garganta por los esfuerzos que hay que hacer para vomitar
  • Problemas cardiovasculares por el desequilibrio de electrolitos, daños en los músculos del corazón, etc.
  • Alteraciones en las piezas dentales. El ácido del vómito puede causar erosión de las piezas dentales.
  • Hiperamilasemia. O lo que es lo mismo: exceso de la enzima pancreática amilasa en la sangre.
  • Debilidad músculo esquelética por posibles deshidrataciones y pérdida de electrolitos
  • Distorsión de la imagen corporal
  • Depresión
  • Ansiedad
  • Problemas de sueño. Estos problemas pueden ser tanto de insomnio como de hipersomnia y en el caso del insomnio puede ser tanto para iniciar como para mantener el sueño.
  • Problemas sociales. Muchas veces, por la vergüenza que produce el tener que ir al baño a vomitar o simplemente porque las personas prefieren hacer los atracones en solitario, se pueden llegar a aislar.

Estas son algunas de las consecuencias, sin embargo, hay muchas más como, por ejemplo: pérdida del cabello, problemas en las uñas, problemas en la piel, pérdida de peso o incluso la muerte en los casos más graves. 

Conclusiones

La Bulimia Nerviosa (BN) es un trastorno de alimentación de carácter grave que se caracteriza por atracones y purgas. Es un trastorno bastante prevalente y puede causar graves consecuencias en la vida de las personas. Desde problemas médicos hasta problemas psicológicos. Por ello, creo que es muy necesario concienciar a la gente de cuáles son estas consecuencias para que puedan ver que son graves y que algunas de ellas pueden ser irreversibles.

En muchas ocasiones, las personas jóvenes ven las purgas como forma de mantener "la línea" mientras comen lo que quieren en los atracones. Es decir, se puede convertir en un comportamiento "inocente" que poco a poco se vuelve adictivo y problemático. Es importante que no veamos los atracones como un "chollo" o el "comodín" después de haber ingerido comida sin control o en grandes proporciones.

 

Bibliografía

American Psychiatric Association (2013). Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders 5 (5ª ed.). Washington, DC.

Además, si quieres más información sobre las consecuencias, te recomendamos que 

  • Crispo, R., Figueroa, E., y Guelar, D. (1998). Anorexia y bulimia: Lo que hay que saber. Barcelona: AG&Asociados. 
  • Forney, K. J., Buchman-Schmitt, J. M., Keel, P. K., & Frank, G. K. (2016). The medical complications associated with purging. The International journal of eating disorders, 49(3), 249–259. Recuperado de: ncbi.nlm.nih.gov
  • Leonidas, C., & Santos, M. (2014). Social support networks and eating disorders: an integrative review of the literature. Neuropsychiatric Disease and Treatment, 10, 915-927. 
  • Moncayo, M. (2016). Complicaciones médicas de las conductas de purga: consecuencias en la alimentación. Trastornos de la conducta alimentaria, 24, 2604-2625.